Haciendo un cine foro

portadaescultural
Claudia Reneé Meyer

Claudia Reneé Meyer

Investigadora asociada en industrias creativas
Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación, ICTI-UFG
cmeyer@ufg.edu.sv

Un cine foro es un espacio para el entretenimiento y la formación: consiste en la proyección de audiovisuales a una audiencia, con el fin de entablar una discusión posterior ya sea a partir de la misma película o de temáticas contenidas en ella. Idealmente estos espacios deben concebirse como algo permanente y de carácter periódico, llevando esto a una planificación previa de los mismos, una agenda.

El conversar sobre películas, de sus componentes estéticos y narrativos, aporta a la formación crítica de consumidores; buscar ir más allá del “me gustó mucho la película … ¿y por qué?… ah es que está bien bonita”. Persigue incidir en la apreciación estética de este tipo de contenidos y proveer de un mayor conocimiento de la cinematografía. Si estos espacios son de formación para valoraciones técnicas, estas actividades deben ser moderadas por quiénes saben del quehacer y hacer de las mismas. Un cine foro a su vez es útil para la creación de una cultura del consumo de lo audiovisual, sobre todo más allá del cine comercial.

U
n cine foro también se presta para hablar de tópicos fuera del cómo se hace y se ve el cine: es útil para la discusión y reflexión de diversas realidades (como migración, violencia, género, medio ambiente, etc.), convirtiéndose así en una herramienta pedagógica, educando a través de contenidos artísticos; esto es viable ya que el cine es un canal privilegiado para empatizar y sensibilizar, pues apela a emociones, a historias, a conflictos que encuentran sintonía entre un público a partir de las subjetividades de cada quien. 

Un cine foro tiene más bondades

  • Los contenidos audiovisuales son una vía socio cultural para construir, difundir estilos de vida, reinterpretar tradiciones o instalar nuevas dinámicas sociales: A partir de un marco ideal de convivencia por un interés común, se integran saberes específicos y se construye conocimiento a través del debate, la discusión y el diálogo; cada quien, al exponer su postura y transmitir sus ideas, participa en su propia formación como parte de un grupo social.
  • Luego suma en los individuos al estimular su imaginación, la comprensión hacia el otro, permite reflexiones sobre sus experiencias y el entorno; todo a través de una vivencia estética y creativa.
  • La formación de públicos pasa por la divulgación y estudio de lo audiovisual; la educación en comunicación audiovisual es determinante en contextos donde todo pasa por lo multimedia.
  • Es una herramienta exitosa en el trabajo con jóvenes pues combina el entretenimiento con la discusión de ideas; es una forma moderna y efectiva de llegar con mensajes educativos a una colectividad.

¿Le interesa montar un cine foro? Valgan unas recomendaciones generales:

  • Defina la periodicidad y los recursos disponibles para ello: los recursos no solo para proyectar y espacio para recibir al público, sino también comunicacionales (diseño, marketing y difusión), y posibles alianzas con otras instituciones.
  • Estudie previamente su audiencia: eso responde a qué tipo de proyecciones o ciclos pueden hacerse en un cine foro. La audiencia determina los días y horas de mejor receptividad para programar las sesiones. El tener clara la audiencia también da luces para saber dónde y cómo convocarles (asociaciones, clubes deportivos, universidades, etc.)
  • Aproveche las coyunturas de la realidad nacional: recién estuvimos en elecciones; podría buscarse películas que hablen de corrupción o del lobby en tiempos electorales.
  • Nunca improvise: nada tan desalentador para un público como un cine foro mal conducido.
  • Prevea los mejores especialistas para moderar: eso depende del tópico en cuestión. Además es deseable pasar del “salario emocional” a reconocer los honorarios de quiénes comparten de dos a tres horas los conocimientos que les pudo haber tomado una vida aprender.
  • No suele cobrarse la entrada; si llega a cobrar puede ser hasta después que haya convencido a la audiencia que lo suyo es un espacio sostenible, académicamente retador y que además provea de condiciones dignas de reunión y discusión. Luego, si cobra, nunca olvide los derechos de autor: las distribuidoras locales están pendientes de actividades en las que se proyectan películas… si hay dinero de por medio, es muy probable que le contacten para deducir responsabilidades (lo cuál, en un escenario de respeto a la propiedad intelectual, es correcto)
  • Propicie el engagement: involucre a su audiencia en la organización.
  • Fidelice la audiencia: no comunique solo para convocar, comunique para compartir y disfrutar el mundo del cine; pueden realizarse trivias, concursos, cápsulas culturales… hay todo un universo de alternativas para crear comunidades… y eso es clave, una comunidad de cinéfilos lleva a un buen puerto la sostenibilidad en tiempo de un cine foro. 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest