AMNÉSICA

ingravido
Gabriela Rivera

Gabriela Rivera

@reburra

En los lanzamientos musicales de la semana pasada tuvo brillo y gloria (temporal gracias Thom Yorke je, je) en los charts de música electrónica de AppleMusic el EP “Ingrávido”, primer lanzamiento del duo salvadoreño de música electrónica Amnésica.

Voy a arrancar ese pequeño texto que tiene intenciones de ser serio, con algo que pueden considerar un cliché. En mi defensa, considero importante agregarlo para poder dibujar una idea sobre lo que voy a platicarles.

Ingrávido/a: Adjetivo [cuerpo] Que no está sometido a la fuerza de atracción ejercida por otro cuerpo.

En un EP conformado por 4 tracks a forma de “movimientos”, Amnésica trata crear y construir la historia de este paisaje donde las constantes son la caída, el abismo, el vacío y la nada en una aparente armonía que solo se ve interrumpida por la tensión causada por estos cuerpos libres y flotantes que no obedecen a las fuerzas naturales de atracción.

Digo trata, porque lo que Amnésica logra con este EP es sugerir una tónica y una narrativa, más no describirla, es por eso tan importante conocer la definición de ingrávido, situándonos en esta especie de momento de desconexión y blanco emocional, donde nuestras imaginaciones pueden echar a volar. Y es eso justamente lo que más valoro del álbum, a lo largo de 15 minutos aproximadamente nos regala un momento donde rompemos el hábito de consumir música que nos sirva como megáfono o válvula de escape emocional, libre de ideas o nociones personales de quienes somos o creemos que somos.

No es fácil hacer música donde todo esté bajo control, donde las cosas no pasen ni bajen de las tensiones correctas, donde hasta los arribas y los abajos estén en la frecuencia más armónica posible entre sí. Es un tarea que requiere de una exploración sonora vasta, larga e ingeniosa. Y es justo en esta parte de la exploración en la que Amnésica nos queda debiendo en los momentos finales del EP, donde las cosas dan un par de vueltas obvias y predecibles para resolver los puntos altos o “tensos” del viaje (cof, cof) la parte EDM inspired) y solo te dejan con la sensación que acabas de ver el útlimo video de conspiración del canal El Nuevo Amanecer que te pasó tu amigo conspiranoico.

Dejando de lado mi recién encontrado hippismo musical, cabe resaltar que el trabajo realizado por Oscar Luna y Mario Piche en “Ingrávido” es un parteaguas en el panorama de la música electrónica en el paìs, donde aún reducimos un género tan complejo y amplio a la fiesta, el Dj’ing y los Yaas queens que estos conllevan. Es realmente un intento por crear un lenguaje musical a base de sonidos electrónicos disponible para que lo apropiemos y construyamos con él nuestras propias historias por lo menos, durante 15 minutos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest