“Esperamos que la Academia pueda ver la historia por lo que es y su complejidad sobre la migración”

portadaescultural

Por, Carmen Molina Tamacas y Raul Benitez 
Con mucho orgullo pero a la vez con humildad, Juliana Schatz-Preston afirmó que ha sido una sorpresa recibir la noticia de que su documental “Los Comandos” ha pasado a la segunda ronda preclasificatoria de la Academia de Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos en la categoría de Mejor cortometraje.

Un total de 104 filmes habían calificado originalmente en dicha categoría para la 91a. Edición de los premios Óscar de la Academia. “Los Comandos” ahora figura en la lista de diez semifinalistas. La lista corta y los nominados serán anunciados oficialmente el 22 de enero.

“Para mí es una sorpresa a pesar que hemos ganado varios festivales, pero no sabíamos que por ejemplo el de Austin califica para los premios Óscar”, dijo desde su casa en Brooklyn, Nueva York.

Schatz-Preston se refiere al premio como Mejor cortometraje que “Los Comandos” ganó en el otoño de 2017 en el festival de cine de Austin, Texas. Luego, el filme que se centra en Estefani Noemi Vanegas, una adolescente que vive en una de las zonas más peligrosas de San Salvador y su compromiso voluntario con la organización de socorristas Comandos de Salvamento, se estrenó en el canal mundial del Public Broadcasting Service (PBS), donde está disponible al público aquí.

La directora añadió que además de circular en los festivales y ganar otros premios, hicieron una campaña intensa por lo que creen que el documental fue bien recibido. “No dudo que lo que está pasando con las noticias de la caravana migrante en la frontera ha ayudado, porque el documental explica las razones de la migración”, afirmó.

En los medios de comunicación tradicionales se ve la misma información, pero no se ahonda en las causas de por qué la gente quiere llegar hasta aquí, añadió la cineasta.

La lista de preseleccionados incluye documentales que tienen el respaldo de conglomerados fuertes como Netflix y The New York Times; entre ellos figuran los títulos “Black Sheep”, “End Game”, “Lifeboat”, “My Dead Dad’s Porno Tapes”, “A Night at the Garden”, “Period. End of Sentence.”, “’63 Boycott”, “Women of the Gulag” y “Zion”.

“Por eso esperamos que la Academia pueda ver la historia por lo que es y su complejidad sobre la migración”, dijo Schatz-Preston


En “Los Comandos”, el espectador puede asomarse a la dura realidad de los jóvenes salvadoreños que viven en la pobreza; Mimi, como le dicen cariñosamente a Estefani, explica cómo su espíritu de servicio en los Comandos de Salvamento le ayuda -a ella y a muchos de sus compañeros- a mantenerse al margen de la violencia de las pandillas.

El director de la organización humanitaria, Roberto Cortés Cruz, indica que ante la falta de oportunidades, el voluntariado y las seccionales son un refugio para estos jóvenes. Un oficial de la Policía Nacional Civil (PNC) explica además que en la búsqueda de los criminales, realmente no se sabe quiénes pertenecen o no a las pandillas… sentirse acorralados sin salida es lo que motiva a los jóvenes a emigrar. Emigrar es una palabra que repiten constantemente los entrevistados del documental.

El equipo de producción estaba alistándose para hacer la filmación en 2016 cuando el voluntario Erick Beltrán, de 14 años, fue asesinado por pandilleros dentro de la seccional de Quezaltepeque, al norte de la capital.

“Nosotros no esperábamos eso. Entonces hablamos con Iván Manzano para que nos ayudara con la documentación. Mucha gente aquí (en Estados Unidos) no entiende lo que pasa, no creen que es tan malo y esto sirve para construir los casos de asilo… por ejemplo los padres de Erick no pueden acudir a las autoridades, no pueden decir nada”, lamentó.

Manzano, quien es un veterano corresponsal salvadoreño que ha cubierto decenas de conflictos mundiales, aportó su talento como fotógrafo y camarógrafo. “En mi caso estoy impactado. Estamos en Short List pero eso es muy grande para mí… La Academia ha tomado en cuenta la coyuntura. El tema de Migrantes es muy importante. ¡No se puede violar los derechos humanos de los migrantes! Y eso ha pesado muchísimo”, afirmó.

Alejandro Renderos, fotoperiodista salvadoreño, trabajó como productor.

Personalmente, Francisco Campos, otro veterano fotoperiodista y voluntario de los Comandos, cree que el documental es “fuerte por la situación de violencia en general y la falta de oportunidades lo que obliga a muchos a migrar… a los jóvenes pues, y estos a pesar de la violencia se quedan y sirven”.

“Los Comandos” forma parte de la serie de cortometrajes de Humanity on the Move sobre el drama de la migración global, que incluye “Cielo y tierra”, que sigue a una familia de Alepo, Siria, a medida que avanzaban en el campamento de refugiados Idomeni, cerca de Tesalónica, Grecia, en los Balcanes y en Hungría, Austria y, finalmente, Berlín. El otro documental, “Hacia el norte”, retrata la vida de Nelly y su hija Joseline, quienes, como millones de personas, huyen de la violencia de pandillas en Centroamérica y se encuentran en un pequeño refugio para refugiados en Tapachula, México.

«No todos nacemos para ser comandos», la historia de Mimi

Mimi se encuentra feliz. La noticia de la preselección del documental que protagoniza le llegó por medio de la misma directora. Juliana, la directora, le llamaba o escribía cada vez que presentaban el proyecto, y le comentaba las impresiones que el público tenía sobre la historia de una chica que empezó en 2009, cuando tenía 9 años, con una vocación que busca ayudar a las personas, sobre todo a las que se han visto afectadas por la violencia.\

«Cuándo vi el documental sentí bonito, como con ganas de llorar, con cosquillas en el estómago, como que tuviera mariposas», comenta Mimi. Ella tuvo acceso a la producción al poco tiempo de su postproducción, fue una de las primeras personas que lo puedo ver.

La joven ya había estado frente a las cámaras en otras ocasiones, pero nunca se imaginó que su historia sirve como ejemplo a otros jóvenes, de que es posible alejarse de la violencia y hacer algo por los demás. «Me gustó eso (el abordaje a su vida), es un buen ejemplo que da a los jóvenes, sobre todo a las niñas».

No es fácil pertenecer a los Comandos de Salvamento. La vida del servicio y el moverse en las emergencias no es algo popular entre las personas de su edad. «No todos nacemos para ser comandos, pero todos tenemos habilidades que podemos experimentar y poco a poco nos podemos ir alejando de las pandillas y la violencia», asegura.

Con los Comandos de Salvamento ha tenido que afrontar todo tipo de emergencia, pero nunca se sintió tan afectada como la primera que le tocó rescatar un cadáver. Fue en San Salvador, aunque no recuerda la zona exacta, lo único que no olvida fue la oscuridad de la quebrada y el cuerpo que tenían que recuperar que se encontraba flotando en el río entre la basura.

Mimi entró a los Comandos como una curiosidad, quería saber cómo era el ambiente y desde que llegó se sintió aceptada. A sus 9 años recibió capacitaciones y ayudó en pequeñas emergencias como dolores de estómago o calenturas, de ahí fue trabajando en la atención a heridos. Ahora, casi 10 años después, sigue fuerte con su vocación de ayuda y sueña con algún día llegar a ser doctora y siempre al lado de los socorristas de uniforme amarillo.

Actualmente se encuentra estudiando inglés, pero ha tenido que dejar las clases por motivos personales. Mimi quiere que su historia ayude a otros jóvenes a demostrar que se puede hacer mucho sin tener que caer en las manos de la violencia. «Ahora me siento muy contenta, porque veo que hay jóvenes que se involucran en el arte para alejarse de las pandillas o de los malos pasos».

Con los Comandos de Salvamento ha aprendido a ser humilde, a ser paciente con las personas.

Mimi está consciente que muchos jóvenes emigran para escapar de la violencia de sus colonias, para alejarse de los malos pasos que los pueden llevar a caer en una pandilla o simplemente para tratar de cumplir sus sueños en otro país. «Pero, yo digo que uno puede alcanzarlos (sus sueños) en su propio país, esto siempre depende de uno, no de lo que está alrededor».

FICHA DEL DOCUMENTAL
Nombre: Los Comandos
Duración: 30 minutos
Año: 2017
Dirección: Joshua Bennett, Juliana Chatz-Preston
Edición: David Hoon Newman
Producción: Maro Chermayeff, Jeff Dupre, Joshua Bennett, Juliana Chatz-Preston, Jessica Chermayeff.
Dirección de fotografía: Thorsten Thielow
Mezcla de sonido: Richard Fleming
Música: Nathan Halpern y Chris Ruggeiro
Show of Force

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

1 comentario en ““Esperamos que la Academia pueda ver la historia por lo que es y su complejidad sobre la migración””

  1. Thanks for the marvelous posting! I definitely enjoyed reading it, you may be
    a great author.I will always bookmark your blog and will often come back sometime soon. I want
    to encourage you continue your great work, have a
    nice holiday weekend!

Los comentarios están cerrados.